¡Bienvenid@s al Blog!

¿Por qué La Casita Verde?

Vivimos entre dos valles, un lugar maravilloso que respetamos y cuidamos. Su nombre es una metáfora al planeta, a Gaia, a la Madre Tierra

Nos ponemos en manos de Mawu, la diosa luna de África occidental creadora de la vida junto a su marido el dios del sol, Liza. Esta diosa ayuda a aprender cómo vivir en armonía con la naturaleza y cómo respetar sus recursos. Se asegura que nuestras necesidades estén cubiertas sin causar daño a la Tierra. ( Oráculo de las Diosas).

En la Casita verde, Gaia nos ofrece: 

    • Agua con un pequeño manantial del cual bebemos, nos limpiamos, nos purificamos…
    • comida de cada semilla que florece , de cada flor que se convierte en fruto.
    • Protección rodeándonos de animales : perros, gatos, águilas, buitres, halcones, ciervos, corzos, zorros, jabalíes, meloncillos… y demás seres de la naturaleza que estaban aquí antes de nosotr@s.
    • Cada noche nos muestra un cielo maravilloso lleno de estrellas de lunas llenas, negras, gibosas, menguantes, crecientes…
    • Nos da cobijo en días de frío y lluvia y en días calurosos los árboles nos ofrecen sus sombras.

La Madre Tierra, la Casita Verde cada día nos regala un universo entero. Pero nosotros a cambio debemos respetarla, cuidarla, ser consciente del lugar en el que estamos y eso es lo que nos proponemos diariamente.

No usamos químicos en los productos de limpieza del hogar y de higiene personal, reutilizamos las aguas grises que usamos para regar ya que están filtradas y limpias de tóxicos. Almacenamos el agua de lluvia y que en un lugar sin contaminar como éste, es una bendición.

Celebramos la rueda celta del año, usamos los minerales y las hierbas medicinales para nuestro bienestar físico, emocional y mental pero siempre pidiendo permiso y de manera consciente.

Como mujer, estoy conectada a los ciclos de la luna y a mi propio ciclo. Respetando y honrando a todo mi  linaje pero en especial a mi linaje materno, a la semillita que fui estando mi abuela embarazada de mi madre.

Honro a los 7 úteros que hubo antes de mí y que gracias a ellas soy quien soy: a mi madre, a mi abuela Luisa, a Mamá Carmen, a Mamá María…

Utilizo la Medicina de la Tierra para mi Sanación. Y en ello me he formado y sigo formando para poder ofrecer mi acompañamiento a otras mujeres. Porque lo que ofrezco además de por mi formación ha sido a través de la experiencia.

La experiencia de sanarme a nivel físico llegando a la raíz emocional que lo estaba provocando. Un proceso de autoconocimiento y autocompasión apasionante.

Si te interesa lo que comparto, acompáñame!! 

 

Algunas Experiencias compartidas

Más allá de la endometriosis

TU ÚTERO, TU TESORO

¿QUÉ ES UN HIDROLATO?